De vuelta a la vida real

Salí de mi casa hace cuatro meses con más expectativas que certezas.  Sin rumbo fijo y con mucho equipaje, tal vez mayor al que debí haber llevado, crucé la puerta de mi casa con destino al aeropuerto esperando con ansias que iniciara esa nueva etapa de mi vida a la que llamaré de ahora en…