Decaída de una tradición perdida

Kevin Estrada, un niño de 7 años nieto de Eduardo Estrada, canta con un ritmo infantil: “¡Ese abrigo es de mujer!, ¡Ese abrigo es de mujer!” mientras que El Gemelo Diablo, uno de los 4 hijos de Eduardo y padre de Kevin, se pone una gabardina café y su máscara negra decorada con unos labrados…