De burra en Suiza

1415711_734734269888129_399527470_nLas burritas en Suiza se parquean con la confianza de que nadie se las va a robar por nada del mundo; solo se les amarra las “patas” para que no se pierda de su lugar, todo el mundo las quiere y las valora como una herramienta para vivir mejor. Los niños, los viejos y los jóvenes las montan con amor que podría pensarse que las burras rebuznan.

Las leyes de transporte Suizo son amplias y rígidas para andar con estos “animales” que convocan al respeto y la mirada respetuosa de lo humano. En Lucerna, una cuidad de amplio turismo, ubicada en el corazón del lago de los cuatro cantones, andan las burras como si nada. Pastorean cerca a los bancos, casas y lugares donde el caminar es igual que andar en burra.

1470459_734734689888087_1066798013_n

Los suizos andan en todos los momentos sobre ellas en toda época del año hasta en invierno donde el frio mata hasta el mejor de los ánimos, menos ir en burra. Eso sí, no se suben a ellas borrachos ni siquiera con dos cervezas en la cabeza. (En Colombia se suben con media canasta) ya que si llegase a pasar un accidente de cualquier tipo sobre la burra o contra alguien  incurriría en una falta grave contra la vida y perdería la licencia de conducir su automóvil que les cuesta un riñón y además es muy difícil de adquirir.

Las burras no solo transportan a gente, también son utilizadas para la carga y para llevar los niños al colegio, la seguridad de moverse con estos animales de acero se refleja en el buen estado de ánimo de los que en ellas andan, la tranquilidad de poder parquear en lugares donde un auto no puede y llegar con comodidad a cualquier lugar.

1481209_734737699887786_296227670_n

Andar en burra no es un asunto de diferenciarse de los demás, de ser hipster o ecológico,  en su esencia es tan básico como caminar, como correr, en su sentido más amplio es vivir con la utilidad que nos dan las patas circulares de este fenomenal animal que siempre deja a la imaginación las ganas de montarse en otra, es decir la bicicleta es y debe ser un acto de amor comprensible con uno mismo.

Aquí les dejo el video de un día en bicicleta por Lucerna.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s