Catalunya y sus esquinas escondidas

el

En Catalunya promocionan principalmente a Barcelona como principal destino turístico, a veces también lugares como la Costa Brava y de vez en cuando algunos pueblos del sur. Pero cuando uno averigua, llegar a estos lugares es una gran proeza y usualmente todo se resume a alquilar un carro. En esta provincia pudimos visitar dos lugares increíbles que vale muchísimo la pena visitar y que son bastante accesibles.

El primero de ellos, al Este en la frontera con Aragón es un lugar en medio de las montañas que suelen visitar solamente las personas de la zona. El Congost de Montrebei, o Cañón de Montrebei es un cañón atravesado por un río que alimenta de energía a Lleida, el pueblo más fronterizo de Catalunya. La Sierra del Montsec es una zona montañosa y un poco árida limitado por el río Ribagorzana que también sirve de frontera con Aragón. En la zona más al norte del río se encuentra el cañón por donde atraviesa el río. Para llegar hasta allá toca ir a Port de Muntaynana, un pequeñísimo pueblo accesible en tren desde Lleida o en carro. De ahí la caminada es larga, unos 15 kilómetros y luego el cañón tiene una extensión de unos 4 kilómetros más, pero si van en carro pueden llegar hasta la entrada del parque que está a menos de 1 kilómetro de la subida a la montaña.

El segundo lugar es un poco más clásico y visitado por la mayoría de turistas internos. La Costa Brava es toda la zona costera del norte de la provincia y está llena de pueblos turísticos accesibles únicamente en bus desde Barcelona, en bus desde el aeropuerto de Girona o en carro. La mejor es la última opción porque así uno puede visitar varios pueblos. El más recomendado es Cadaqués, un pequeño pueblo muy mediterráneo donde vivió Dalí y se inspiró de la geografía del parque natural donde está metido. El parque es una combinación de montañas frente al mar, playas de piedra y piedras gigantescas que de verdad parecen un cuadro de Dalí. Es un lugar increíble para pasar una temporada bien larga. La gente es mucho más amable que en la ciudad por razones que a mi me parecen completamente obvias.

En Cadaqués tiene que ir a Portbou porque en el camino encontrarán la casa de Dalí y a Cap de Creus que es el mirador desde donde verán todo el parque y casi todas las playas.

Dos lugares esquineros dentro de Catalunya pero que a pesar de no ser muy promocionados son increíbles para visitar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s